Fotografías y vídeos del encuentro en Valencia


 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado en C. NEOCATECUMENAL | Comentarios desactivados en Fotografías y vídeos del encuentro en Valencia

ENLACES DE INTERÉS


Tras la histórica visita del papa Francisco a Tierra Santa, la web infocatolica.com ha reunido en un solo enlace todos los artículos que han publicado sobre tan memorable evento.

Aprovecho para recordaros el lugar de nuestra página desde donde podéis acceder a este u otros interesantes enlaces. En la siguiente fotografía los veréis rodeados por un círculo rojo.

¡Qué los disfrutéis!

Enlaces de interes

 

 

Publicado en EDITORIAL | Comentarios desactivados en ENLACES DE INTERÉS

Protegido: Fotografías de la Pascua 2014 (sólo accesible con contraseña)


Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo, por favor, introduce tu contraseña a continuación:

Publicado en C. NEOCATECUMENAL, IGLESIA | Etiquetado | Comentarios desactivados en Protegido: Fotografías de la Pascua 2014 (sólo accesible con contraseña)

¿Cómo lo puedo entender si nadie me lo explica? Misión por las Plazas.



El Papa Francisco pide «parroquias con las PUERTAS ABIERTAS»

Eso es lo que estamos haciendo, nuestra Parroquia se abre, sale, concentramos personas en las plazas, venimos con Jesús y vamos con El para llegar a muchos, o a pocos, lo que El tenga previsto.

En el Camino hay una presencia de evangelización muy intensa. Salimos a proclamar nuestra fe, a decir que Cristo ha resucitado en nuestra vida, que hemos cambiado la tristeza por la alegría, ¿estamos convencidos?

Jesús se va apareciendo en las Escrituras a personas concretas, también a ti y a mí. La palabra de estas eucaristías nos están hablando constantemente del PAN DE VIDA, «el que viene a Mí, no pasará nunca hambre», «vivirá para siempre», «el pan que baja del cielo y da vida al mundo».

Es el tiempo adecuado, estamos en la Cincuentena Pascual, 50 días entre la Pascua del RESUCITÓ a la Pascua de Pentecostés, la venida del Espíritu Santo, y además coinciden otras muchas cosas como la alegría de estar en el mes de Mayo, el mes de nuestra Madre María, la alegría de las Primeras Comuniones, todos tenemos a alguien en nuestra familia o conocidos que reciban por primera vez a Jesús Sacramentado, la alegría del Espíritu Santo que nos trae tantas cosas…

Todo esto es suficientemente importante como para proclamarlo y anunciarlo siempre, pero tenemos la ocasión, en comunidad, de hacerlo los cuatro sábados pascuales.

Veremos mucha o poca gente pero acordaros de lo que escuchábamos hace unos días en una Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Un hombre etíope leía en las escrituras al profeta Isaias cuando el Señor le pone a su lado a un cristiano que le pregunta: ¿entiendes lo que estás leyendo? y éste le responde: ¿cómo lo puedo entender si nadie me lo explica?

Explícaselo tú, sal de ti mismo/a , de tu casa, de tus cosas, y ven el sábado 17 a exponer a las gentes la Doctrina de Jesús. Piensa como se enteraban y seguían a Jesús. El con su Palabra les hacía sentar, oír, cambiar, convertirse.

LA IGLESIA ESTA VIVA, VAMOS A DEMOSTRARLO

Lourdes Gorostiza


Adjuntamos las fotografías de este segundo sábado. Queremos resaltar la comunión con la parroquia del Buen Pastor de Aspe que se desplazan cada sábado en gran número y con mayor alegría hasta nuestra ciudad a anunciar la buena noticia en la plaza de Benalua.

Os volvemos a esperar a todos el próximo sábado a las 11 de la mañana frente al mercado de Babel en Alicante, a la misma hora en la plaza de Benalua y en la plaza Neptuno de Benidorm el domingo a las 11:30.

¡ Cristo ha resucitado !

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Publicado en C. NEOCATECUMENAL, IGLESIA, NUEVA EVANGELIZACIÓN | Etiquetado , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en ¿Cómo lo puedo entender si nadie me lo explica? Misión por las Plazas.

Venid y Ved !!! Misión por las plazas.


«En toda situación humana, marcada por la fragilidad, el pecado y la muerte, la Buena Nueva no es sólo una palabra, sino un testimonio de amor gratuito y fiel: es un salir de sí mismo para ir al encuentro del otro, estar al lado de los heridos por la vida, compartir con quien carece de lo necesario, permanecer junto al enfermo, al anciano, al excluido… « Vengan a ver»: El amor es más fuerte, el amor da vida, el amor hace florecer la esperanza en el desierto.»

Son palabras del papa Francisco en la Pascua de Resurrección de este año. La llamada a transmitir, a compartir lo que hemos recibido de una forma totalmente gratuita es clara. La invitación a salir de nosotros mismos, sitúa a nuestro prójimo como el más importante, aquel al que no podemos dejar sin que conozca la alegría que supone la resurrección del Señor.

Nuestra parroquia, unida a otras de la diócesis, está saliendo por las calles y plazas de nuestra ciudad anunciando la buena nueva. Tempranos frutos ya han surgido del amor al Señor de los hermanos que este fin de semana quisieron libremente pasar la mañana dedicándose a propagar este modo de vida. A pesar de nuestro habitual pragmatismo que  nos lleva tantas veces a pensar que una acción como esta no tiene resultados directos y evidentes y que por tanto no sirve de nada,  Dios agita en el interior de muchos de los que nos escuchan aunque sea por unos segundos, la semilla que por el bautismo tantos recibieron.

Nos quedan por delante tres fines de semana de evangelización. Si tu que me lees no pudiste o no quisiste venir el ultimo día, te quiero invitar a que, si has experimentado aunque sea un poco las alegría de sentirte querido tal y como eres y la alegría de poder vivir gozoso en medio de tus sufrimientos, no te quedes en casa.

Es momento de agradecimiento y alabanza, de gritar por las calles » !Venid y Ved qué bueno es el Señor! » Nos encontramos el próximo sábado a las 11 de la mañana frente al mercado de Babel en Alicante y en la plaza Neptuno de Benidorm el domingo a las 11:30

Os adjunto las fotos del primer día en las plazas de este 2014.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Publicado en C. NEOCATECUMENAL, IGLESIA, NUEVA EVANGELIZACIÓN | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Venid y Ved !!! Misión por las plazas.

TRIDUO PASCUAL


Feliz_Triduo

La palabra triduo en la práctica devocional católica sugiere la idea de preparación. A veces nos preparamos para la fiesta de un santo con tres días de oración en su honor, o bien pedimos una gracia especial mediante un triduo de plegarias de intercesión.

El triduo pascual se consideraba como tres días de preparación a la fiesta de pascua; comprendía el jueves, el viernes y el sábado de la semana santa. Era un triduo de la pasión.

En el nuevo calendario y en las normas litúrgicas para la semana santa, el enfoque es diferente. El triduo se presenta no como un tiempo de preparación, sino como una sola cosa con la pascua. Es un triduo de la pasión y resurrección, que abarca la totalidad del misterio pascual. Así se expresa en el calendario:

Cristo redimió al género humano y dio perfecta gloria a Dios principalmente a través de su misterio pascual: muriendo destruyó la muerte y resucitando restauró la vida. El triduo pascual de la pasión y resurrección de Cristo es, por tanto, la culminación de todo el año litúrgico.

Luego establece la duración exacta del triduo:

El triduo comienza con la misa vespertina de la cena del Señor, alcanza su cima en la vigilia pascual y se cierra con las vísperas del domingo de pascua.

Esta unificación de la celebración pascual es más acorde con el espíritu del Nuevo Testamento y con la tradición cristiana primitiva. El mismo Cristo, cuando aludía a su pasión y muerte, nunca las disociaba de su resurrección. En el evangelio del miércoles de la segunda semana de cuaresma (Mt 20,17-28) habla de ellas en conjunto: «Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen, y al tercer día resucitará».

Es significativo que los padres de la Iglesia, tanto san Ambrosio como san Agustín, conciban el triduo pascual como un todo que incluye el sufrimiento de Jesús y también su glorificación. El obispo de Milán, en uno de sus escritos, se refiere a los tres santos días (triduum illud sacrum) como a los tres días en los cuales sufrió, estuvo en la tumba y resucitó, los tres días a los que se refirió cuando dijo: «Destruid este templo y en tres días lo reedificaré». San Agustín, en una de sus cartas, se refiere a ellos como «los tres sacratísimos días de la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo».

Esos tres días, que comienzan con la misa vespertina del jueves santo y concluyen con la oración de vísperas del domingo de pascua, forman una unidad, y como tal deben ser considerados. Por consiguiente, la pascua cristiana consiste esencialmente en una celebración de tres días, que comprende las partes sombrías y las facetas brillantes del misterio salvífico de Cristo. Las diferentes fases del misterio pascual se extienden a lo largo de los tres días como en un tríptico: cada uno de los tres cuadros ilustra una parte de la escena; juntos forman un todo. Cada cuadro es en sí completo, pero debe ser visto en relación con los otros dos.

Interesa saber que tanto el viernes como el sábado santo, oficialmente, no forman parte de la cuaresma. Según el nuevo calendario, la cuaresma comienza el miércoles de ceniza y concluye el jueves santo, excluyendo la misa de la cena del Señor 1. El viernes y el sábado de la semana santa no son los últimos dos días de cuaresma, sino los primeros dos días del «sagrado triduo».

Pensamientos para el triduo.

La unidad del misterio pascual tiene algo importante que enseñarnos. Nos dice que el dolor no solamente es seguido por el gozo, sino que ya lo contiene en sí. Jesús expresó esto de diferentes maneras. Por ejemplo, en la última cena dijo a sus apóstoles: «Vosotros os entristeceréis, pero vuestra tristeza se cambiará en alegría» (Jn 16,20). Parece como si el dolor fuese uno de los ingredientes imprescindibles para forjar la alegría. La metáfora de la mujer con dolores de parto lo expresa maravillosamente. Su dolor, efectivamente, engendra alegría, la alegría «de que al mundo le ha nacido un hombre».

Otras imágenes acuden a la memoria. Todo el ciclo de la naturaleza habla de vida que sale de la muerte: «Si el grano de trigo, que cae en la tierra, no muere, queda solo; pero si muere, produce mucho fruto» (Jn 12,24).

La resurrección es nuestra pascua; es un paso de la muerte a la vida, de la oscuridad a la luz, del ayuno a la fiesta. El Señor dijo: «Tú, en cambio, cuando ayunes, úngete la cabeza y lávate la cara» (Mt 6,17). El ayuno es el comienzo de la fiesta.

El sufrimiento no es bueno en sí mismo; por tanto, no debemos buscarlo como tal. La postura cristiana referente a él es positiva y realista. En la vida de Cristo, y sobre todo en su cruz, vemos su valor redentor. El crucifijo no debe reducirse a un doloroso recuerdo de lo mucho que Jesús sufrió por nosotros. Es un objeto en el que podemos gloriarnos porque está transfigurado por la gloria de la resurrección.

Nuestras vidas están entretejidas de gozo y de dolor. Huir del dolor y las penas a toda costa y buscar gozo y placer por sí mismos son actitudes equivocadas. El camino cristiano es el camino iluminado por las enseñanzas y ejemplos de Jesús. Es el camino de la cruz, que es también el de la resurrección; es olvido de sí, es perderse por Cristo, es vida que brota de la muerte. El misterio pascual que celebramos en los días del sagrado triduo es la pauta y el programa que debemos seguir en nuestras vidas.

http://www.aciprensa.com/fiestas/pascua/triduo.htm

Publicado en IGLESIA | Etiquetado , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en TRIDUO PASCUAL

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2014


Queridos hermanos y hermanas:

Con ocasión de la Cuaresma os propongo algunas reflexiones, a fin de que os sirvan para el camino personal y comunitario de conversión. Comienzo recordando las palabras de San Pablo: «Pues conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo pobre por vosotros para enriqueceros con su pobreza» (2 Cor 8, 9). El Apóstol se dirige a los cristianos de Corinto para alentarlos a ser generosos y ayudar a los fieles de Jerusalén que pasan necesidad. ¿Qué nos dicen, a los cristianos de hoy, estas palabras de San Pablo? ¿Qué nos dice hoy, a nosotros, la invitación a la pobreza, a una vida pobre en sentido evangélico?

La gracia de Cristo

Ante todo, nos dicen cuál es el estilo de Dios. Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza: «Siendo rico, se hizo pobre por vosotros…». Cristo, el Hijo eterno de Dios, igual al Padre en poder y gloria, se hizo pobre; descendió en medio de nosotros, se acercó a cada uno de nosotros; se desnudó, se «vació», para ser en todo semejante a nosotros (cfr. Flp 2, 7; Heb 4, 15). ¡Qué gran misterio la encarnación de Dios! La razón de todo esto es el amor divino, un amor que es gracia, generosidad, deseo de proximidad, y que no duda en darse y sacrificarse por las criaturas a las que ama.

La caridad, el amor es compartir en todo la suerte del amado. El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias. Y Dios hizo esto con nosotros. Jesús, en efecto, «trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre. Nacido de la Virgen María, se hizo verdaderamente uno de nosotros, en todo semejante a nosotros excepto en el pecado» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. past. Gaudium et spes, 22).

La finalidad de Jesús al hacerse pobre no es la pobreza en sí misma, sino —dice San Pablo— «…para enriqueceros con su pobreza». No se trata de un juego de palabras ni de una expresión para causar sensación. Al contrario, es una síntesis de la lógica de Dios, la lógica del amor, la lógica de la Encarnación y la Cruz. Dios no hizo caer sobre nosotros la salvación desde lo alto, como la limosna de quien da parte de lo que para él es superfluo con aparente piedad filantrópica.

¡El amor de Cristo no es esto! Cuando Jesús entra en las aguas del Jordán y se hace bautizar por Juan el Bautista, no lo hace porque necesita penitencia, conversión; lo hace para estar en medio de la gente, necesitada de perdón, entre nosotros, pecadores, y cargar con el peso de nuestros pecados. Este es el camino que ha elegido para consolarnos, salvarnos, liberarnos de nuestra miseria. Nos sorprende que el Apóstol diga que fuimos liberados no por medio de la riqueza de Cristo, sino por medio de su pobreza. Y, sin embargo, San Pablo conoce bien la «riqueza insondable de Cristo» (Ef 3, 8), «heredero de todo» (Heb 1, 2).

¿Qué es, pues, esta pobreza con la que Jesús nos libera y nos enriquece? Es precisamente su modo de amarnos, de estar cerca de nosotros, como el buen samaritano que se acerca a ese hombre que todos habían abandonado medio muerto al borde del camino (cfr. Lc 10, 25ss). Lo que nos da verdadera libertad, verdadera salvación y verdadera felicidad es su amor lleno de compasión, de ternura, que quiere compartir con nosotros.

La pobreza de Cristo que nos enriquece consiste en el hecho que se hizo carne, cargó con nuestras debilidades y nuestros pecados, comunicándonos la misericordia infinita de Dios. La pobreza de Cristo es la mayor riqueza: la riqueza de Jesús es su confianza ilimitada en Dios Padre, es encomendarse a Él en todo momento, buscando siempre y solamente su voluntad y su gloria. Es rico como lo es un niño que se siente amado por sus padres y los ama, sin dudar ni un instante de su amor y su ternura.

La riqueza de Jesús radica en el hecho de ser el Hijo, su relación única con el Padre es la prerrogativa soberana de este Mesías pobre. Cuando Jesús nos invita a tomar su «yugo llevadero», nos invita a enriquecernos con esta «rica pobreza» y «pobre riqueza» suyas, a compartir con Él su espíritu filial y fraterno, a convertirnos en hijos en el Hijo, hermanos en el Hermano Primogénito (cfr Rom 8, 29).

Se ha dicho que la única verdadera tristeza es no ser santos (L. Bloy); podríamos decir también que hay una única verdadera miseria: no vivir como hijos de Dios y hermanos de Cristo.

Nuestro testimonio

Podríamos pensar que este «camino» de la pobreza fue el de Jesús, mientras que nosotros, que venimos después de Él, podemos salvar el mundo con los medios humanos adecuados. No es así. En toda época y en todo lugar, Dios sigue salvando a los hombres y salvando el mundo mediante la pobreza de Cristo, el cual se hace pobre en los Sacramentos, en la Palabra y en su Iglesia, que es un pueblo de pobres. La riqueza de Dios no puede pasar a través de nuestra riqueza, sino siempre y solamente a través de nuestra pobreza, personal y comunitaria, animada por el Espíritu de Cristo.

A imitación de nuestro Maestro, los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza. Podemos distinguir tres tipos de miseria: la miseria material, la miseria moral y la miseria espiritual.

La miseria material es la que habitualmente llamamos pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana: privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural. Frente a esta miseria la Iglesia ofrece su servicio, su diakonia, para responder a las necesidades y curar estas heridas que desfiguran el rostro de la humanidad.

En los pobres y en los últimos vemos el rostro de Cristo; amando y ayudando a los pobres amamos y servimos a Cristo. Nuestros esfuerzos se orientan asimismo a encontrar el modo de que cesen en el mundo las violaciones de la dignidad humana, las discriminaciones y los abusos, que, en tantos casos, son el origen de la miseria. Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en ídolos, se anteponen a la exigencia de una distribución justa de las riquezas. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir.

No es menos preocupante la miseria moral, que consiste en convertirse en esclavos del vicio y del pecado. ¡Cuántas familias viven angustiadas porque alguno de sus miembros —a menudo joven— tiene dependencia del alcohol, las drogas, el juego o la pornografía! ¡Cuántas personas han perdido el sentido de la vida, están privadas de perspectivas para el futuro y han perdido la esperanza! Y cuántas personas se ven obligadas a vivir esta miseria por condiciones sociales injustas, por falta de un trabajo, lo cual les priva de la dignidad que da llevar el pan a casa, por falta de igualdad respecto de los derechos a la educación y la salud. En estos casos la miseria moral bien podría llamarse casi suicidio incipiente.

Esta forma de miseria, que también es causa de ruina económica, siempre va unida a la miseria espiritual, que nos golpea cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor. Si consideramos que no necesitamos a Dios, que en Cristo nos tiende la mano, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos encaminamos por un camino de fracaso. Dios es el único que verdaderamente salva y libera.

El Evangelio es el verdadero antídoto contra la miseria espiritual: en cada ambiente el cristiano está llamado a llevar el anuncio liberador de que existe el perdón del mal cometido, que Dios es más grande que nuestro pecado y nos ama gratuitamente, siempre, y que estamos hechos para la comunión y para la vida eterna. ¡El Señor nos invita a anunciar con gozo este mensaje de misericordia y de esperanza!

Es hermoso experimentar la alegría de extender esta buena nueva, de compartir el tesoro que se nos ha confiado, para consolar los corazones afligidos y dar esperanza a tantos hermanos y hermanas sumidos en el vacío. Se trata de seguir e imitar a Jesús, que fue en busca de los pobres y los pecadores como el pastor con la oveja perdida, y lo hizo lleno de amor. Unidos a Él, podemos abrir con valentía nuevos caminos de evangelización y promoción humana.

Queridos hermanos y hermanas, que este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona. Podremos hacerlo en la medida en que nos conformemos a Cristo, que se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza.

La Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza. No olvidemos que la verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial. Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele.

Que el Espíritu Santo, gracias al cual «[somos] como pobres, pero que enriquecen a muchos; como necesitados, pero poseyéndolo todo» (2 Cor 6, 10), sostenga nuestros propósitos y fortalezca en nosotros la atención y la responsabilidad ante la miseria humana, para que seamos misericordiosos y agentes de misericordia. Con este deseo, aseguro mi oración por todos los creyentes. Que cada comunidad eclesial recorra provechosamente el camino cuaresmal. Os pido que recéis por mí. Que el Señor os bendiga y la Virgen os guarde.

Vaticano, 26 de diciembre de 2013

Fiesta de San Esteban, diácono y protomártir

FRANCISCUS

Publicado en IGLESIA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2014

Texto y Vídeo – AUDIENCIA DEL PAPA AL CAMINO NEOCATECUMENAL


Queridos hermanos y hermanas:

Agradezco al Señor por la alegría de su fe y por el ardor de su testimonio cristiano, ¡gracias a Dios! Los saludo a todos cordialmente, para comenzar al equipo responsable internacional del Camino Neocatecumenal, junto a los sacerdotes, seminaristas y catequistas. Un saludo lleno de afecto para los niños, presentes aquí en gran número. Mi pensamiento va de modo especial a las familias que irán a diversas partes del mundo para anunciar y testimoniar el Evangelio.

¡La Iglesia les está agradecida por su generosidad! Gracias por todo lo que hacen en la Iglesia y en el mundo. Y precisamente en nombre de la Iglesia, nuestra Madre, la Santa Madre Iglesia jerárquica, como le gustaba decir a San Ignacio, me gustaría ofrecerles algunas recomendaciones sencillas.

La primera es la de tener el máximo cuidado para construir y conservar la comunión dentro de las Iglesias particulares en las que irán a operar. El Camino tiene su propio carisma, su propia dinámica, un don, que como todos los dones del Espíritu tiene una profunda dimensión eclesial. Eso significa ponerse a la escucha de la vida de las Iglesias, a las que sus responsables los envían, valorando sus riquezas, sufriendo por sus debilidades si fuera necesario y caminando juntos, como un único rebaño bajo la guía de los Pastores de las iglesias locales.

La comunión es esencial: a veces puede ser mejor renunciar a vivir en todos sus detalles aquello que su itinerario exigiría, para garantizar la unidad entre los fieles que forman la única comunidad eclesial, de la que siempre deben sentirse parte.

Otra indicación: adonde sea que vayan, les hará bien pensar que el Espíritu de Dios siempre llega antes que nosotros. Esto es importante: ¡El Señor siempre nos precede! Piensen en Felipe, cuando el Señor lo envía por aquel camino en el que encuentra un administrador sentado en su carruaje. El Espíritu llegó primero: él leía al profeta Isaías y no entendía, pero el corazón ardía. Así, cuando Felipe se le acerca, él está preparado para la catequesis y para el Bautismo.

¡El Espíritu siempre nos precede! ¡Dios siempre llega antes que nosotros! Incluso en los lugares más remotos, incluso en las culturas más distintas, Dios esparce por doquier la semilla de su Palabra. De ahí brota la necesidad de prestar especial atención al contexto cultural en el que ustedes como familias van a obrar: se trata de un ambiente que es a menudo muy diferente del que provienen.

Muchos de ustedes se tomarán el trabajo de aprender el idioma local, a veces difícil, y este esfuerzo es apreciable. Tanto más importante será su esfuerzo de ‘aprender’ las culturas que encontrarán, sabiendo reconocer la necesidad del Evangelio que está presente en todo lugar, pero también considerando la acción que el Espíritu Santo ha realizado en la vida y en la historia de cada pueblo.

Y, finalmente, los exhorto a cuidar con amor los unos de los otros, en particular a los más débiles. El Camino Neocatecumenal, en cuanto itinerario de descubrimiento del propio Bautismo, es un camino exigente y largo en el cual un hermano o hermana pueden encontrar dificultades imprevistas. En estos casos, el ejercicio de la paciencia y de misericordia por parte de la comunidad es un signo de madurez en la fe. La libertad de cada individuo no debe ser forzada, se debe respetar también la eventual opción de los que deciden buscar, fuera del Camino, otras formas de vida cristiana que los ayuden a crecer en su respuesta a la llamada del Señor

Queridas familias, queridos hermanos y hermanas, los aliento a llevar por doquier, incluso en los ambientes más descristianizados, en especial a las periferias existenciales, el Evangelio de Jesucristo. Evangelicen con amor, lleven a todos el amor de Dios. Digan a los que encuentren por los caminos de su misión que Dios ama al hombre tal como es, aun con sus limitaciones, con sus errores, con sus pecados. Y por eso ha enviado a su Hijo para que Él tomara nuestros pecados sobre sí. Sean mensajeros y testimonios de la infinita bondad del Padre y de su misericordia inagotable.

Los encomiendo a nuestra Madre María, para que inspire y sostenga siempre su apostolado. A la escuela de esta tierna Madre, sean misioneros celosos y alegres. ¡No pierdan la alegría! ¡Adelante!

______________________________________________________________

Para aquellos que no hayáis podido verlo en directo, os adjuntamos un vídeo con las palabras del santo padre y la presentación de Kiko Arguello en el encuentro que ha tenido lugar en la sala Pablo VI.

Que lo disfrutéis

En este vídeo podéis ver a Kiko presentando el camino neocatecumenal y las palabras de papa.

En este veréis la audiencia completa

Publicado en C. NEOCATECUMENAL, IGLESIA, NUEVA EVANGELIZACIÓN | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Texto y Vídeo – AUDIENCIA DEL PAPA AL CAMINO NEOCATECUMENAL

Retransmisión televisiva de la audiencia al camino neocatecumenal


6006345461_7069e9565b_bEl papa hablará por primera vez a los miembros del Camino Neocatecumenal en audiencia

La audiencia se retransmitirá en directo por 13tv el sábado día 1 a las 12:00h. También se podrá seguir desde la web: http://www.13tv.es

RELIGION CONFIDENCIAL

El papa Francisco recibirá el 1 de febrero a miles de miembros del Camino Neocatecumenal en el Aula Pablo VI del Vaticano. Tras esta audiencia llena de expectación, el Santo Padre hablará por primera vez en público sobre esta realidad de la Iglesia Católica.El próximo sábado 1 de febrero, el papa tendrá una cita muy especial con el Camino Neocatecumenal en el Aula pablo VI del Vaticano. Entonces,pese a que ya se ha reunido con sus iniciadores (Kiko Argüello, Carmen y el Padre Mario), esta será la primera vez desde el inicio de su pontificado que Francisco habla directamente con un conjunto de sus miembros.Durante esta audiencia exclusiva a los miembros del Camino, el papa bendecira a aproximadamente 150 que están en misión ad gentes para evangelizar países del continente asiático donde la iglesia tiene presencia o esta se encuentra en situación débil.Estos encuentros ya venían produciéndose con Juan Pablo II y Benedicto XVI. Ahora le toca al papa Francisco, que a juzgar por sus modos y lo que expone en su nueva exhortación apostólica Evangelii Gaudium, coincide y recibe con alegría la idea de evangelización de los miembros del Camino.

De hecho, cuando el papa Francisco era el Arzobispo de Buenos Aires ya mantuvo una buena relación con las comunidades neocatecumenales de la diócesis. Desde entonces lo conoce y se muestra contento con la idea, coincidiendo con Juan Pablo II en la afirmación de que “la evangelización del tercer milenio pasa por Asia”. Esto nos habla un poco de la posicion del papa frente a esta realidad eclesiastica y sobre la dirección que tendrán sus palabras el próximo sabado.

La misión ad gentes tiene que ver con lo que el papa no se cansa de repetir: “salgan de las parroquias”, “hagan lío”, “anunciar el evangelio”. Familias de varios miembros van con 1 o 2 sacerdotes a lugares donde la iglesia no tiene presencia y allí propician una iglesia doméstica (a falta de edificios). Evangelizan por las calles, predican y, sobre todo, dan su testimonio. Como los primeros cristianos , donde no hay nada crean comunidad. Siempre con el permiso del obispo de cada diócesis.

A esta audiencia en el Aula Pablo VI del Vaticano, con capacidad para más de 11.000 personas, asistirán además seminaristas de los seminarios Redemptoris Mater de Europa, los rectores de todos los seminarios del Camino Neocatecumenal del mundo y catequistas itinerantes, miembros de comunidades en misión de Roma y Madrid.

Publicado en C. NEOCATECUMENAL, IGLESIA | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Retransmisión televisiva de la audiencia al camino neocatecumenal

Comienzan las catequesis en la parroquia de San Agustín (ACTUALIZADO)


CARTEL

El 20 de enero comienzan por primera vez las catequesis para jóvenes y adultos en la alicantina parroquia de San Agustín. Para anunciar este acontecimiento al barrio, el pasado domingo se nos convocó en una plaza cercana donde cerca de 60 feligreses de nuestra parroquia pertenecientes al camino neocatecumenal repartieron invitaciones a los vecinos. Se dieron testimonios de hermanos a los que el encuentro con Cristo en este itinerario de fe, les ha supuesto poder vivir en medio de nuestro tiempo sin miedo, con la seguridad de ser hijos de Dios. Cantos y danzas de niños y mayores, mostraron la alegría de este descubrimiento.

Desde este espacio, os invitamos a reenviar esta noticia a vuestros hermanos y conocidos con el fin de compartir gratuitamente lo que gratis hemos recibido. El próximo domingo 19 a las 12:30 volveremos a salir por las plazas a anunciar las catequesis.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado en C. NEOCATECUMENAL, IGLESIA, NUEVA EVANGELIZACIÓN | Etiquetado , , , , , , , | Comentarios desactivados en Comienzan las catequesis en la parroquia de San Agustín (ACTUALIZADO)